Hay que tener arte

Inicio » viajes

Category Archives: viajes

Pietrasanta

Pietrasanta, al norte de la Toscana, es otra ciudad poco conocida, que no suele estar incluida en las guías de viajes. !Y es un lugar increíble para los amantes del arte!

Es una ciudad pequeña, pero con esa elegancia italiana que me encanta. En el centro se encuentra el Duomo de San Martín y la iglesia de San Agustín con campanario barroco, que en la actualidad se utiliza como sala de exhibición de arte contemporáneo. En la plaza del Duomo se encuentran esculturas de Igor Mitoraj, las obras se funden a la perfección con la arquitectura. Esculturas de tradición clásica, que nos presenta a héroes caídos, con extremidades truncadas.

Es sorprendente  la cantidad de esculturas que podemos encontrar por toda la ciudad. Además de numerosas galerías, creo que nunca he visto tantas galerías juntas en una misma ciudad. Me daban ganas de hacer las maletas y quedarme allí :).

En la Chiesa della Misericordia se encuentran unos frescos realizados por Botero, que tiene una presencia especial en la ciudad. Botero tiene aquí uno de sus talleres.

Y no es el único artista que tiene taller en Pietrasanta, Igor Mitoraj, Franco Adami, Gonzalo Fonseca, Pietro Cascella, Kan Yasuda, Julio Larraz, Jean Michael Folon, entre otros, residen permanentemente o trabajan periódicamente en Pietrasanta.

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

Anuncios

Los tesoros de la Toscana

¿Qué tal han ido las vacaciones? Yo he estado unas semanas en la Toscana.

La Toscana es un lugar maravilloso, al pensar en la región evocamos las hermosas ciudades de Florencia, Siena, Pisa, Lucca, Arezzo…el magnífico arte renacentista y todos los artistas que formaron parte, así como las familias gobernantes: los Medicis, los Brancacci o los Pazzi. Paisajes de colinas, campos inmensos de olivos, vides y cipreses, atardeceres increíbles con luz especial gracias a un sol inmenso y rojo.

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

Y la verdad es que todo esto y mucho más es la Toscana. La Toscana esconde tesoros maravillosos y algunos se nos pasan desapercibidos para la mayoría de nosotros. Se nos olvida que fue cuna de Etruscos y se pueden encontrar numerosos restos arqueológicos y museos de gran calidad.

Este año, por suerte, hemos podido ir de vacaciones bastante tiempo, lo cual nos ha permitido conocer la región y visitar ciudades y pueblos que no siempre son nombrados en las guías o están reflejados someramente.

Un ejemplo de ello es Chiusi. Pequeña ciudad pertenciente a la provincia de Siena.

Llegamos de mañana sin muchas expectativas acerca del lugar, íbamos porque queríamos visitar el  museo etrusco y nos pillaba de camino hacia Montepulciano, Pienza y Le Bagni.

La verdad es que es una ciudad muy pequeñita, con una plaza central en la que se encuentra el duomo con una torre, el ayuntamiento y el museo. Pero el interés arqueológico es enorme. Se pueden visitar unas tumbas etruscas, catacumbas paleocristianas y el museo cívico de la ciudad subterránea, además del Museo Arqueológico Nacional y el de la Catedral.

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

Para nosotros fue como una sorpresa, encontrar en esta ciudad tanto atractivo. Pero para poder visitar cada uno de los yacimientos arqueológicos hay que reservar, pudiendo realizar las visitas guiadas a  determinadas horas y días. Así que lo único que pudimos ver son las tumbas etruscas que se accede con una entrada conjunto con el Museo Arqueológico.

Las tumbas están a unos tres kilómetros del centro de Chiusi y te las muestran el personal del museo. Las horas de visitas son las 11:00 horas a.m y las 16:00 horas p.m. en temporada de verano.

Hay varias tumbas etruscas, pero se pueden visitar dos. La Tumba de la Peregrina y la Tumba del León.

 La Tumba de la Peregrina está  formada por un dromos, con cuatro nichos y tres cámaras funerarias. Se hallaron cinco sarcófagos y una docena de urnas funerarias de alabastro y travertino, aunque cuando la descubrieron ya había sido saqueada previamente. Los sarcófagos se encuentran in situ tal y como se encontraron. Las urnas se encuentran en el Museo Nacional Etrusco de Chiusi.  Esta tumba perteneció a la familia de los Sentinates y data de finales del siglo IV a.C

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

La Tumba del León consta por un vestíbulo y tres cámaras, en el techo es posible ver restos de la policromía con la que estaba cubierta la tumba.

En el Museo Arqueológico Nacional custodia obras significativas del periodo etrusco y romano. Destaca la urna funeraria de Larth Sentinates Caesa hallada en la Tumba de la Peregrina, representa a un noble de rostro expresivo, boca entre abierta, recostado en unos cojines realizado en alabastro.

Larth Sentinates Caesa

También podemos admirar las urnas en forma de canopos antropomorfos. En esta zona, las influencias griegas eran menos fuertes que en la costa y las ciudades conservan cierto grado de aislamiento, fruto de ello son estas urnas que presentan una cabeza de aspecto rígido que pretende ser el retrato del difunto. La urna con las cenizas se inserta en la representación de un trono que rodea el vaso.

Entre las obras de la época romana destaca un retrato del emperador Augusto, como Pontifex Maximus, cerámicas manufacturadas en Arezzo y el mosaico de Meleandro cazando al Jabalí de Calidón, procedente de una lujosa villa suburbana y atribuída a la Escuela de Alejandría, entre el 80 y 60 a.C.

El personal que trabaja en el Museo es muy amable y atento, quedamos encantados con la visita.

Al salir como ya era la hora de comer fuimos a un restaurante cercano llamado, como no podía ser de otra manera, Osteria Etrusca. Altamente recomendable, comimos genial. Brusquetas de tomate marinado con albahaca, pizza al horno de leña, ensala de rúcula, tomate y queso parmesano. Y otra sorpresa en el día.. ¡patatas fritas! Las pedimos para darle capricho a mi hijo y nunca jamás he comido unas patatas fritas igual de buenas, elevadas a la categoría de gourmet. Cortadas en rodajas, crujientes y doradas, buenísimas.;)

En resumen, Chiusi es una ciudad para dedicarle unos días y disfrutar todo lo que nos puede ofrecer.

Y vosotros, ¿qué tal el verano?

Propuestas expositivas en Bilbao

Bilbao se presenta este verano como uno de los destinos más interesantes para pasar unos agradables días. La arquitectura renovada, lugares preciosos por los que pasear, galerías y por supuesto, las magníficas exposiciones de las que se pueden disfrutar en los principales museos de la ciudad. Sin olvidar,  su famosa gastronomía, incluyendo los pintxos!! y a su estupenda gente ;).

El Guggenheim Bilbao para esta temporada exhibe dos de las exposiciones más atractivas de arte contemporáneo: Jeff Koons, Retrospectiva y Jean-Michel Basquiat, Ahora es el Momento.

Jeff Koons: Retrospectiva es una completa muestra de la trayectoria completa del artista. Desde sus primeras piezas hasta la actualidad. La exposición conquista casi por completo el espacio expositivo del museo, otorgando una amplia muestra, que permite estudiar, admirar y reflexionar cada una de las series y obras de arte de una forma relajada, sin agobios de espacio. Cada pieza tiene el espacio necesario.

Museo Guggenheim Bilbao © Jeff Koons

Museo Guggenheim Bilbao
© Jeff Koons

Si quieres saber más sobre esta exposición puedes leer el artículo que realicé en ¡Ah!Magazine.

En la tercera planta del Museo esta ubicada Jean-Michel Basquiat. Ahora es el Momento. Que se podrá visitar hasta el 1 de noviembre.

Explora a través de unas cien pinturas y dibujos del artista alguno de los temas más importantes de la innovadora obra de Basquiat. El enfoque artístico de Basquiat, único, innovador e irreverente, se nutría de los temas en los que el artista quería poner el foco de atención. El racismo, la lucha de clases, la hipocresía social y la historia negra, eran sus principales preocupaciones.

Sus inspiraciones venían tanto de la Historia del Arte, la alta cultura, como el Expresionismo Abstracto y el Arte Conceptual, como se valía de los temas más urbanos y underground, como el deporte, el hip hop, el jazz, los cómics y el grafiti, empleando motivos recurrentes para explorar los temas fundamentales en su arte y en su vida.

© Estate of Jean-Michel Basquiat. Licensed by Artestar, New York

© Estate of Jean-Michel Basquiat. Licensed by Artestar, New York

 

Por su parte, el Museo de Bellas Artes de Bilbao, exhibe Tucker: Masa Y Figura. Más de cien piezas entre esculturas y dibujos que nos acerca al universo del artista. Tucker repasa los temas clásicos de la mitología y de la historia del arte –cabezas humanas o animales, torsos, pies…– y culmina una visión que enfatiza la energía de la materia escultórica, en una secuencia emprendida por otros escultores del siglo XX como Auguste Rodin (París, 1840-Meudon, 1917) o Medardo Rosso (Turín, 1858-Milán, 1928).

Esculturas figurativas, que a primera vista no lo parecen.Todas parecen abstractas. Presencias físicas, masas en las que el modelado en yeso o arcilla de las manos del escultor traza gestos incompletos que conforman una superficie con la ambigüedad deliberada del non finito. Requieren que el espectador les dedique un poco de su tiempo a observar la escultura. De esta manera se revelan que son cabezas, torsos o manos con una cualidad monumental y un perfil cambiante que obligan al espectador a moverse a su alrededor y relacionarse no sólo visualmente sino también corporalmente con ellas. En este tiempo se va formando una relación especial entre espectador y obra, los ojos van dando forma a la figura, que hace que tengas una experiencia estética con la obra.

The Cave (Cueva), 2005 Cortesía del artista. Pangolin London ©Bellas Artes Bilbao

The Cave (Cueva), 2005
Cortesía del artista. Pangolin London
©Bellas Artes Bilbao

Espero que os animéis y vengáis a visitar Bilbao, seguro que tenéis una muy buena experiencia!!!!

 

La Costa Licia I

La Costa Licia, debe su nombre a los Licios, un pueblo que se desarrolló en el primer milenio a. C.,  posteriormente fue conquistado por persas, griegos, romanos y turcos. Según lo que pude entender de los carteles de información que había en los yacimientos arqueológicos, era un pueblo bastante pacifista que no oponía mucha resistencia a las conquistas. Todas las diferentes culturas que pasaron por allí, dejaron su poso de historia. Resulta un lugar ideal para los amantes de la arqueología y la cultura clásica.

Para nuestra estancia en la Costa Licia, como ya he comentado, elegidos la población de Kas, la antigua Antiphellos. Es un pueblo encantador, con las casas en las colinas del monte, un precioso puerto y unas pintorescas calles con tiendas de artesanía de calidad. Una de las calles tiene a modo de monumento un sarcófago Licio. Otras ruinas que se conservan son unas gradas de un teatro,  bastante restauradas. Y unas pocas piedras de un antiguo templo helenístico.

Kas resulta un lugar ideal como base porque desde allí se puede realizar numerosas excursiones a muchos puntos de interés.

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

Es un lugar curioso en cuanto a costa se refiere, en el centro del pueblo posee una pequeña calita de piedra que es pública, una playa más grande a un kilómetro del centro y otras dos en la península. Pero la forma más típica para acceder al mar es desde un hotel, restaurante o camping. Estos establecimientos colocan tumbonas y para bañarte en el mar hay unas plataformas para meterte, como en una piscina. La verdad es que está muy bien. Para nuestro primer día de playa fuimos al Cynalar Beach, un lugar muy agradable, con unas fabulosas tumbonas y rica comida orgánica. Un buen día de relax tras el viaje y los paseitos por Estambul.

Al día siguiente fuimos a Kekova, para coger un barquito que nos llevara a ver las ruinas de las antiguas ciudades de Simena, Teimussa y Tersane. Hace más de 1900 años un terremoto asoló Simena, hoy día se puede ver desde el mar los restos. Resulta una excursión fascinante. Nuestro patrón de barco era muy simpático y nos iba proporcionando información sobre la excursión. Debido a la complicada orografía hace que el mar penetre a Kekova a través de tres bocas, esto hace que el mar este muy calmo.

Desde el barco se ve una multitud de tumbas Licias, luego se pasa por Simena y se divisan las antiguas almenas del castillo. Mientras tanto entre ruina y ruina también te puedes encontrar con alguna tortuga. La parte de la ciudad que quedo medio sepultada en el mar por el terremoto es increíble. Se ven dinteles, escaleras, las paredes de casas y comercios, un pequeño puerto, en el fondo del mar ánforas…Después nos paro cerca de una playita en la que había un arco de medio punto medio derruido, para darnos un baño. Fue una de las mejores experiencias de mi vida, poder nadar entre ruinas es genial!

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

Tras el baño, Mustafa, el patrón del barco, nos invitó a sandía y té. Después regresamos al puerto.

En el pueblo fuimos a ver de cerca las tumbas Licias, hay muchísimas, pero el camino no es muy cómodo. Así que no llegamos muy lejos.

Para terminar un buen día fuimos a Kaputas Beach, una de las playas más famosas de la Costa Licia. Es una playa ubicada cerca de un desfiladero, de rocas y arena, el mar estaba un poco bravo.

 

La costa Licia

Hace mucho que no escribía en el blog. He tenido que usar toda mi concentración y tiempo para realizar unos trabajos para el Máster que estoy estudiando. Así que tras un periodo un tanto arduo es una grata labor para mi volver a escribir y evocar en mi mente los recuerdos de las vacaciones. Seguiremos donde lo habías dejado, tras Estambul era la hora de la Costa Licia.

Para trasladarnos desde Estambul hasta Kas, al sur del país, cogimos un vuelo en la compañía Pegasus, que nos llevaba hasta Antalya. Pegasus es una compañía aérea low cost, pero sus aviones están de maravilla. Además como habías cogido un suplemento para poder llevar las maletas, incluían un almuerzo que venía con el nombre de la persona a la que estaba destinado. Fue una buena experiencia y nos costó muy barato, en torno a unos treinta euros cada uno.

Al llegar a Antalya recogimos en el aeropuerto un coche de alquiler, que nos acompañó durante el resto del viaje. Antalya está a unos 180 km. de Kas, pero se tarda casi tres horas en llegar. Por lo que solo pudimos estar un rato. Una pena porque Antalya, aunque es una ciudad bastante grande, la parte del puerto conserva todo su encanto. Como la orografía es muy empinada tienen un ascensor acristalado que te lleva desde la parte del puerto al pueblo, donde se obtiene una panorámica increíble.

_MG_6468

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

Tras esta visita express, antes de que se haría demasiado tarde, nos pusimos rumbo a Kas, nuestra base para conocer la costa Licia.

Las carreteras son sinuosas y en algunos puntos hay sólo un carril, lo que justifica que para distancias relativamente cortas se tarde bastante tiempo. A cambio el paisaje es increíble. Las escarpadas montañas se adentran en un mar cristalino, entorno encantadoramente mediterráneo.

_MG_6471

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

Al llegar a Kas ya había anochecido. En seguida encontramos la calle en la que estaba el apartamento donde nos íbamos a alojar, pero el número de la casa no aparecía, no lo encontrábamos. Así que calle para arriba calle para abajo buscando el piso. Por suerte un amable señor local que tenía un negocio de alquiler de coches nos ayudo. Es una anécdota que refleja el carácter hospitalario que tienen los turcos. Nos dejó utilizar su teléfono (pero por algún motivo no lograbamos comunicar con el número de la propietaria del piso), su internet y como no obteníamos resultados, averiguó quién era la chica del apartamento y fuimos todos juntos a preguntar a los vecinos cuál era la casa donde nos íbamos a alojar. Gracias a esto por fin la encontramos. Estaba ubicada en el bajo de un edificio y el número sólo era visible desde el interior del portal.

El apartamento estaba muy bien, y tenía una terraza fantástica, con una hamaca en la que me relajaba después de cenar.

En el próximo post contaré las maravillas de la costa Licia, sus pueblos, asentamientos arqueológicos, sus playas y su comida. Muchas gracias por estar ahí. Feliz día!!!

Estambul III

El tercer día en la ciudad lo dedicamos a pasear por la otra orilla del Bósforo. Fuimos  en tranvía hasta Kabatas, después cogimos el funicular hasta plaza Taksim, considerada el corazón moderno de la ciudad. Elegida para realizar actos y celebraciones sociales, en muchas ocasiones es el punto de partida de manifestaciones políticas.

En las calles aledañas se encuentran numerosos hoteles, cafeterías y restaurantes. Istikal Caddesi es una larguísima y agradable avenida peatonal donde tienen sede tiendas de moda, de música, librerías, cafeterías, teatros…

Los edificios que se sitúan en esta avenida son arquitectura turca del siglo XIX, evocando la riqueza parisina en los balcones, cornisas y enrejados, muchos de ellos fueron los edificios utilizados por las antiguas embajadas, que cayeron en desuso cuando la capital se trasladó a Ankara.

Según íbamos caminando encontramos un pequeño bazar con salida a ambos lados, en el otro lado encontramos un café con una encantadora terraza, bajo los árboles, con las mesas y sillas bajitas típicas. Pablo pidió un té de manzana, muy recomendable, estaba buenísimo. Aprovechó la ocasión para fumar en narguile. El narguile no es una droga, ahora se fuma tabaco aromático, que nada tiene que ver con el tradicional. Lo utilizan como medio de socialización y mantener una buena conversación mientras se fuma.

Proseguimos el camino por una calle que desembocaba en la Torre Galata, otro de los símbolos de la ciudad.

Por la tarde pasamos largo tiempo en el preciosos Parque Gülhame, cerca del Palacio Topkami, antaño formaba parte del propio Palacio y era conocido como el Patio de los Janissaries. Con frondosos árboles, resulta ideal para descansar. Al final del parque, junto al mar, las vistas de las terrazas de las cafeterías son maravillosas, con lo cual resulta muy aconsejable tomarse un té en una de ellas.

El día siguiente

, lo dedicamos a visitar el famoso Gran Bazar. Para dar cuenta de su grandiosidad: 45.000 m2, unas 3600 tiendas, 400.000 visitantes en los días de mayor afluencia, 20.000 trabajadores y aproximadamente 13.000 productos distintos a la venta.

El Gran Bazar fue mandado construir por Mehmet II para sustituir los antiguos mercados bizantinos. El bazar incluía novedades para la época, como la introducción de cajas de seguridad a disposición de los comerciantes. En el centro del bazar se encuentra la parte más antigua, el Iç Bedesten, uno de los pocos almacenes originales, que se distingue por su forma rectangular con 15 cúpulas. Es el único vestigio del bazar construido por Memeht II y actualmente se hallan joyerías y galerías de antigüedades.

El Gran Bazar es un deleite para todos los sentidos, desde las tiendas de especias de distintos colores y olores, las joyerías con preciosas piezas que deslumbran, antigüedades, arte, las típicas tiendas de farolillos, alfombras, marroquinería, cuero, y demás especialidades orientales. Las tiendas de pipa tienen verdaderas obras de arte en pipas de espuma de mar, pipas talladas con gran naturalismo, con motivos de animales, donde se puede apreciar el delicado pelaje, decoradas con cabeza de sultán, etc.

A Álvaro fue una de las excursiones por Estambul que más le gustaron, también hay muchas tiendas donde venden camisetas de fútbol. Se compró una del Bayern de Munich, uno de sus equipos favoritos. Para comprarla puse en práctica la técnica del regateo, se supone que hay que hacerlo, y nos ahorramos unas liras del precio inicial.

Paula aprovechó para comprarse un bolso muy bonito, de tela, con motivos étnicos. También regateamos y nos salió un poquito más barato de lo que nos había dicho el vendedor al principio.

Tras la visita al Gran Bazar, nos dispusimos a conocer la Mezquita Suleymaniye, la más grande de la ciudad. Mandada construir por el sultán Suleiman El Magnífico, está considerada una obra cumbre del arte islámico. Magnífica y sencilla a la vez, es muy agradable de visitar ya que, al menos cuando estuvimos nosotros, estaba muy tranquila y no había mucha gente.

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

Al terminar la visita de la mezquita, último paseo por el Cuerno de Oro para despedirnos hasta la próxima de Estambul. Nuestra estancia en la ciudad estaba llegando a su fin. Al día siguiente, tempranito, teníamos que coger un avión rumbo a la Costa Licia. Esto promete!!!

 

 

Estambul II

El segundo día en Estambul, después de desayunar cayó una tromba de agua impresionante. Tormenta eléctrica que nos pilló de improviso y en la calle. Nos refugiamos en la estación de metro. Llovía y llovía, así que decidimos dejar de esperar y coger un taxi para llegar al palacio Topkapi. Tráfico lento y pesado, debido a que a la altura del Bazar de las  Especies se había acumulado una balsa de agua en la calzada que casi alcanzaba el tubo de escape de los vehículos.

Por fin llegamos a destino. No lo he dicho en el post anterior, pero para visitar los principales museos y monumentos de Estambul compramos la Museum Pass. Una tarjeta que cuesta 85 LT y te las venden en una furgoneta que se encuentra delante de Santa Sofía.

Al entrar al Palacio Topkapi paulatinamente dejó de llover y comenzó a brillar el sol, que nos acompañó durante el resto de las vacaciones. El Palacio fue construido por orden del Sultán Mehmed II en 1459. Paradigma de la arquitectura seglar turca, es un entramado complejo de edificios, unidos por patios o jardines. Alberga uno de los mejores tesoros, donde se pueden ver joyas que casi te dejan ciego, armas con pedrería, ajuar, algún trono perteneciente al sultán y demás símbolos de poder y magnificencia. Incluso guardan una colección de reliquias de las religiones judía, cristiana y musulmana.

En el interior del  complejo del Palacio se encuentra Santa Irene. Otro gran ejemplo de arquitectura bizantina.Edificio basilical con dos cúpulas. Sus muros desnudos ofrecen una pálida sombra de la altivez que poseyó tiempo atrás.

Al salir del Palacio se hizo la hora de comer. Después de comer en el McDonals fuimos a la Mezquita Azul, que debe su nombre a los preciosos mosaicos que alberga en su interior. Mandada construir por el sultán Ahmet I, no sólo osó a desafiar a Santa Sofía, en cuanto a belleza y ostentación, sino también con la mismísima Meca, levantando seis minaretes en lugar de los dos o cuatro habituales. Para solventar el conflicto generado con la alta diplomacia religiosa se subvencionó la construcción de un séptimo minarete en la construcción de la mezquita de Arabia.

Para entrar en la mezquita las mujeres deben ir totalmente tapadas, desde la cabeza hasta por lo menos debajo dela rodilla. Los hombres con pantalón largo y camiseta que cubra los hombros. Yo llevaba un foulard en el bolso y vestido largo, aún así me prestaron un pañuelo para tapar bien los hombros. A Paula le dejaron una túnica con capucha para cubrir la cabeza.

El interior es esplendoroso, cubierto de mosaicos azules de Iznik. En cuanto a su estructura es una  mezcla elementos bizantinos prestados de Santa Sofía y la arquitectura tradicional otomana.

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

Al terminar la visita a la mezquita continuamos con el museo de los mosaicos. Se encuentra cerca, integrado en el Bazar de los Mosaicos, un bonito mercado con tiendas de especialidades turcas; alfombras, especias, cuero, cerámica…

El Museo alberga mosaicos de época romana con escenas de caza y domésticas, entre otros motivos, procedentes de un edificio de la época de  Constantino.

Después nos dirigimos hasta el puerto. En Estambul se ofrecen excursiones en barco que te llevan por el Bósforo. Pero preferimos coger un pequeño ferry que cruzaba hasta la parte asentada en Asia.

Desde el Bósforo, Estambul muestra toda su belleza. La silueta de los miranetes apuntando al cielo, los edificios con cientos de años, la ciudad inmensa, se funden en una atmósfera envuelta por la cálida brisa.

A la vuelta llegamos a otro punto diferente del puerto. Es un lugar muy animado con numerosos restaurantes.

Volvimos a casa y cogimos comida para llevar en un establecimiento típico turco.Comimos pide, la pizza turca y lahmacun, una especie de masa de pan muy fina, el interior se rellena de carne picada, cebollas y tomates. La verdad es que está muy bueno. Como dice mi hijo, está bueno y es barato, ¡qué más quieres!.

Puede parecer que la comida turca está demasiado especiada o muy picante, pero es muy sutil y los ingredientes están magistralmente mezclados.

Turquía. Estambul I

Este año de vacaciones de verano he estado con mi familia en Turquía. Os presento a mi familia, mi marido se llama Pablo, y mis hijos Paula de 12 años y Álvaro de 8.

Hemos repartido el viaje en tres zonas. Primera parada Estambul, después la costa Licia, al sur del país, con base en Kas, y por último Kusadasi, en el mar Egeo, muy cerquita de Éfeso.

Turquía es un país fascinante, Estambul una ciudad inmensa, que emana vida por todos sus rincones. Ciudad de contrastes en lo que lo antiguo y lo moderno están presente. Un auténtico bazar en casi cada una de sus calles.

Con una situación privilegiada, la historia de Estambul es antiquísima. Los griegos crearon una pequeña ciudad que llamaron  Bizancio, fue creciendo y haciéndose cada vez más grande. Macedonios, persas y romanos pasaron por Bizancio. Los romanos la poseyeron durante bastante tiempo, y en siglo IV d.C. pasó a ser la capital del Imperio, arrebatándosela a la propia Roma. El artífice de este hecho fue el emperador Constantino, que pasó a bautizar la ciudad como Constantinopla. Mientras en occidente el Imperio Romano se iba desplomando, Constantinopla seguía en auge, tanto es así, que el máximo explendor que vivió la ciudad fue en la época del emperador Justiniano (527-565). A él le debemos Santa Sofía.

En 1453 Constantinopla cayó en manos de los otomanos y nada volvería a ser igual. Mehmet II se hizo con la ciudad. A partir de este momento la ciudad paso a llamarse Estambul. Fue un duro golpe para Europa. En Santa Sofía ya no se rezarían más misas, pero sí se rezaba a Alá. La ciudad seguía con su prosperidad. Los musulmanes introdujeron su cultura y sus refinados modales. Estambul era una ciudad muy tolerante, mientras en Europa se expulsaba a árabes y judíos, aquí convivían las tres culturas.

Con Soliman I el Imperio Otomano se extendió abarcando un gran territorio. En esta época tuvo lugar la batalla de Lepanto, en la que los españoles salieron a frenar la expansión de los otomanos.

Aunque el Imperio Otomano siguió siendo muy rico, y si perdía territorios tampoco importaba mucho. En el siglo XIX, Estambul iba pareja a las vanguardias políticas del mundo occidental, también tuvieron sus incipientes constituciones y sistemas parlamentarios, que comenzaron a debilitar el poder del Sultán. La Primera Guerra Mundial no le fue nada propicia a Turquía. En la posguerra el imperio se desintegró y se formó una república.

Luego vendría  Mustafá Kemal Pasa: Atartürk, cuyo rostro está por todas partes, billetes, pósters , bustos…

Trasladó la capital a Ankara, y modernizó el país occidentalizándolo.

Tras esta brevísima historia de Estambul prosigo con el relato del viaje. El primer día visitamos Santa Sofía.  Basílica bizantina, reconvertida en mezquita. Declarada museo desde 1935. Tomada como modelo para realizar las posteriores mezquitas. El interior dista mucho del explendor que tuvo en época de Justinano, pero aún se pueden apreciar algunos mosaicos en la segunda planta. Me gustó uno en particular, Jesús está en el medio de la Virgen María y San Juan Bautista. Ambos con rostros melancólicos y apesumbrados. Pero el rostro de ella es de una belleza exquisita y delicada, que transmite sentimientos de gran pesar.

 

Imágen perteneciente a Pablo Andrés Rodríguez. Derechos reservados

imagen perteneciente a Pablo Andrés Rodríguez. Derechos reservados

Después de  la visita a Santa Sofía, se hizo la hora de comer. El precio medio por el que comimos en Estambul ronda las 90 Liras turcas, unos 33 euros, para cuatro personas. Aunque siempre intentamos ir a restaurantes económicos, y un tanto alejados de los lugares turísticos.

En el Cuerno de Oro hay calles enteras de restaurantes, con un camarero políglota que te invita a que te quedes en su local. Nosotros comimos un dorüm, en un Kebab cerca de Santa Sofía, bajando una cuesta, a la izquierda. Y para terminar un helado en el establecimiento contiguo. Fue todo un espectáculo, el helado turco es denso, sacan una gran masa de producto y ¡no se cae! Además creo que fuimos a dar con el heladero más gracioso de toda Turquía, nos realizó un show tremendo, con un juego de conos de barquillo, que parecía que te daba el helado pero no, nos manchaba la cara con el helado, tocaba la campana que tienen encima del mostrador… todo al grito de ICE CREAM. Fue un rato muy agradable y los niños se rieron muchísimo.

Después nos dirigimos al Museo Arqueológico, que queda muy cerca. Tiene una bonita terraza con trozos de columnas, capitales, basas…, así que nos relajamos tomando unos refrescos.

El Museo está dividido en varios edificios. En el Museo Arqueológico se pueden encontrar algunas obras interesantes, como la escultura del Sátiro Marsias, al que Apolo despellejó por desafiarle a tocar la flauta. Un busto de Alejandro Magno o el de la poetisa Safo, entre otras esculturas.

En la primera planta se pueden observar las obras relativas a la evolución de  Estambul a través de los siglos, el segundo piso se debe a las edades de Anatolia y Troya y en la planta superior se exhiben piezas procedentes de los alrededores de Anatolia; Siria, Palestina y Chipre.

El Museo tiene cierto aire decadente, las zonas de paso están enmoquetadas de verde y el estilo del mobiliario te transporta a los años setenta.

En el edificio contiguo se puede disfrutar de una interesante colección de sarcófagos, de varios tamaños, con altos relieves de calidad. También se conservan frisos de un par de templos.

En el Museo de Oriente Antiguo, dentro del mismo complejo, esculturas hititas y mesopotánicas, algunos relieves de la puerta de Isthar, códigos y estelas…Pero una cosa de las que más me llamó la atención fue una muestra de una biblioteca mesopotámica, se veía las tablillas introducidas en la pared, parecían ladrillos. Se observar una herramienta para escribir en las tablillas y un pequeño horno que utilizarían para realizarlas. Interesante.

Tras la visita al Museo, paseíto por el parque y descanso tirados en el césped. A los estambulitas les encanta disfrutar de los parques y del césped con toda la familia.

Para volver a casa cogimos un taxi. Hay que tener un poco de cuidado con los taxistas. Nosotros estamos alojados relativamente cerca del centro, y el primer taxi que nos montamos nos dijo que 50 TL, en un trayecto que como mucho costaba 20 TL. Nos bajamos.

Otros te cobran  lo que marca el taxímetro, pero te dan vueltas y vueltas. El tráfico es horrible. He de decir a su favor, que para ir y venir del aeropuerto, fueron super profesionales y muy correctos. Tal vez pueda ser más problemático cuando los pillas en la parte histórica de la ciudad.

Tras un día intenso y lleno de emociones, nos fuimos a dormir. Mañana más.

 

El sarcófago de Medea

Hay obras de arte que nos llaman poderosamente la atención, nos dejan como hipnotizados, mirándolas, repensándolas y disfrutando de una experiencia estética. A mi me ocurrió, entre otras muchas, con el sarcófago de Medea que está ubicado en el Altes Museum de Berlín.

Visité este museo cuando aún no había estudiado Historia del Arte, mis conocimientos sobre arte y mitología eran todavía más limitados que ahora, y su descubrimiento me impresionó. Tanto, que todavía me acuerdo del preciso momento en que lo vi, en un lateral de la sala.

PicMonkey Collage. Medea sarcófagoEl sarcófago presenta una talla en alto relieve de gran calidad, fechado entre el 140-150 d.C., realizado en mármol y con unas dimensiones de 227 x 65 cm.

Pero además de su exquisited técnica, lo que me impresionó fue la historia que cuenta. Medea era hija del rey Eetes, nieta del Sol y de la maga Circe y, al igual que su abuela es el prototipo de hechicera.

Medea le ayudó a Jason a conseguir el bellocino de oro. Se refugiaron en Corinto, tuvieron hijos, vivieron tranquilos y felices, hasta que Jasón decidió aceptar la propuesta de Creonte de casarse con su hija Creúsa.

Y es este momento trágico antes de la boda de Jasón con Creúsa lo que relata el sarcófago. El sarcófago se divide en tres capítulos. En el primero cuenta la maga invocó a los dioses, reprochando la ingratitud de Jasón. Acto seguido, envió a la novia un regalo, un peplo impregando de veneno. Obsequio entregado por los hijos de Medea. En el segundo episodio podemos ver, como la novia convencida de que era un bonito presente se lo puso, entonces fue abrasada por un violento fuego. El padre de Creúsa desesperado y mesándose los cabellos, acudió para ayudarla pero nada podía hacer. El relato aún se vuelve más dramático, en el tercer capítulo, Medea mató a sus propios hijos, Mermelo y Feres, como castigo hacía Jasón. En ese mismo instante Medea recibió un carro tirado por serpientes aladas que le envió Helio, montada en él huyo hacia Atenas.

 

Un día de visita por Toledo (II)

Continuamos la visita por el casco histórico de Toledo.

Ahora nos dirigimos a la Iglesia del Salvador. Tras la austera fachada, en el interior  encontramos restos visigodos. Construida sobre una antigua mezquita musulmana se utilizaron elementos visigodos. De especial interés es la pilastra visigoda decorada con bajos relieves que cuentan diversas escenas milagrosas de la vida de Jesús: la Curación del ciego, la Resurrección de Lázaro, la Samaritana y la Hemorroísa.

La iglesia de los Jesuitas es una de las más monumentales de Toledo. La fachada central de estilo Barroco sigue los patrones que se desarrollaron en la iglesia de Il Gesú en Roma. En el interior se pueden observar diversos retablos de los siglos XVII y XVIII. Se puede acceder a la torre para disfrutar de vistas panorámicas de Toledo.

Y por último, la Catedral de Toledo. Se trata de una estructura gótica que contiene algún elemento mudéjar aislado. En la fachada exterior se puede apreciar el como se han asimilado ya los modelos franceses.

El interior formado por cinco naves, con doble girola y crucero sin resalte en planta. Merece la pena admirar el exquisito trabajo realizado en el coro. En madera labrada la sillería baja representa la toma de Granada. La sillería superior describe escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento.

El Retablo policromado del altar mayor representa escenas de la vida de Cristo y es de una gran belleza.

El Transparente es un templete barroco de mármol, jaspe y bronce. Obra de Narciso Tomé, destaca en el interior gótico. Esta obra recuerda a la realizada por Bernini el Éxtasis de Santa Teresa. 

Desde luego que Toledo es mucho más que iglesias, mezquitas, sinagogas y catedrales. Se puede pasear por el Zocodover, la plaza más animada del casco histórico, o por el barrio judío. Visitar al Greco en su museo. Admirar el Alcázar o descubrir las Termas. Pero en una visita de un día hay que elegir.