Hay que tener arte

Inicio » viajes » Estambul III

Estambul III

Arte

Follow Hay que tener arte on WordPress.com

El tercer día en la ciudad lo dedicamos a pasear por la otra orilla del Bósforo. Fuimos  en tranvía hasta Kabatas, después cogimos el funicular hasta plaza Taksim, considerada el corazón moderno de la ciudad. Elegida para realizar actos y celebraciones sociales, en muchas ocasiones es el punto de partida de manifestaciones políticas.

En las calles aledañas se encuentran numerosos hoteles, cafeterías y restaurantes. Istikal Caddesi es una larguísima y agradable avenida peatonal donde tienen sede tiendas de moda, de música, librerías, cafeterías, teatros…

Los edificios que se sitúan en esta avenida son arquitectura turca del siglo XIX, evocando la riqueza parisina en los balcones, cornisas y enrejados, muchos de ellos fueron los edificios utilizados por las antiguas embajadas, que cayeron en desuso cuando la capital se trasladó a Ankara.

Según íbamos caminando encontramos un pequeño bazar con salida a ambos lados, en el otro lado encontramos un café con una encantadora terraza, bajo los árboles, con las mesas y sillas bajitas típicas. Pablo pidió un té de manzana, muy recomendable, estaba buenísimo. Aprovechó la ocasión para fumar en narguile. El narguile no es una droga, ahora se fuma tabaco aromático, que nada tiene que ver con el tradicional. Lo utilizan como medio de socialización y mantener una buena conversación mientras se fuma.

Proseguimos el camino por una calle que desembocaba en la Torre Galata, otro de los símbolos de la ciudad.

Por la tarde pasamos largo tiempo en el preciosos Parque Gülhame, cerca del Palacio Topkami, antaño formaba parte del propio Palacio y era conocido como el Patio de los Janissaries. Con frondosos árboles, resulta ideal para descansar. Al final del parque, junto al mar, las vistas de las terrazas de las cafeterías son maravillosas, con lo cual resulta muy aconsejable tomarse un té en una de ellas.

El día siguiente

, lo dedicamos a visitar el famoso Gran Bazar. Para dar cuenta de su grandiosidad: 45.000 m2, unas 3600 tiendas, 400.000 visitantes en los días de mayor afluencia, 20.000 trabajadores y aproximadamente 13.000 productos distintos a la venta.

El Gran Bazar fue mandado construir por Mehmet II para sustituir los antiguos mercados bizantinos. El bazar incluía novedades para la época, como la introducción de cajas de seguridad a disposición de los comerciantes. En el centro del bazar se encuentra la parte más antigua, el Iç Bedesten, uno de los pocos almacenes originales, que se distingue por su forma rectangular con 15 cúpulas. Es el único vestigio del bazar construido por Memeht II y actualmente se hallan joyerías y galerías de antigüedades.

El Gran Bazar es un deleite para todos los sentidos, desde las tiendas de especias de distintos colores y olores, las joyerías con preciosas piezas que deslumbran, antigüedades, arte, las típicas tiendas de farolillos, alfombras, marroquinería, cuero, y demás especialidades orientales. Las tiendas de pipa tienen verdaderas obras de arte en pipas de espuma de mar, pipas talladas con gran naturalismo, con motivos de animales, donde se puede apreciar el delicado pelaje, decoradas con cabeza de sultán, etc.

A Álvaro fue una de las excursiones por Estambul que más le gustaron, también hay muchas tiendas donde venden camisetas de fútbol. Se compró una del Bayern de Munich, uno de sus equipos favoritos. Para comprarla puse en práctica la técnica del regateo, se supone que hay que hacerlo, y nos ahorramos unas liras del precio inicial.

Paula aprovechó para comprarse un bolso muy bonito, de tela, con motivos étnicos. También regateamos y nos salió un poquito más barato de lo que nos había dicho el vendedor al principio.

Tras la visita al Gran Bazar, nos dispusimos a conocer la Mezquita Suleymaniye, la más grande de la ciudad. Mandada construir por el sultán Suleiman El Magnífico, está considerada una obra cumbre del arte islámico. Magnífica y sencilla a la vez, es muy agradable de visitar ya que, al menos cuando estuvimos nosotros, estaba muy tranquila y no había mucha gente.

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

IMAGEN PERTENECIENTE A PABLO ANDRÉS RODRÍGUEZ. DERECHOS RESERVADOS

Al terminar la visita de la mezquita, último paseo por el Cuerno de Oro para despedirnos hasta la próxima de Estambul. Nuestra estancia en la ciudad estaba llegando a su fin. Al día siguiente, tempranito, teníamos que coger un avión rumbo a la Costa Licia. Esto promete!!!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: