Hay que tener arte

Inicio » Arte en femenino » Isabella d´Este

Isabella d´Este

Arte

Follow Hay que tener arte on WordPress.com
Tiziano

Tiziano

Isabella d´Este Gonzaga (1474-1539) fue la duquesa de Mantua y ha pasado a la historia por ser una excepcional mecenas y coleccionista de arte.

A pesar de ser un fenómeno extraño en la historiografía ( ya que no se conserva casi documentación cuando la mecenas era una mujer) se conserva numerosa documentación de la actividad como mecenas y coleccionista de Isabella. Gracias a que se conservan 20.000 copias de las cartas que escribió entre 1490 y 1539, así como las 60.000 recibidas, se ha podidio realizar un magnífico catalogo de piezas y la narración de sus frecuentes contaactos con agentes y artistas para conseguir obras. Entre ellas cabe destacar las negociaciones con Giovanni Bellini, Lorenzo Costa, Leonardo da Vinci y Pietro Perugino.

Isabella era hija de Ercole d´Este (m. 1505) y de Eleonora de Aragón (m. 1493). Se educó en la corte de Ferrara, en un ambiente refinado y heredó de su padre la pasión por el arte y el coleccionismo. Incluso llegaron a competir para la compra de algunas de las primeras piezas que ella adquirió en Mantua.

A los quince años dejó la corte de Ferrara para casarse con Francesco II Gonzaga, duque de Mantua. Tuvo siete hijos, incluyendo un heredero. Isabella junto a su esposo Francesco realizaron una colección de arte para la construcción de una imagen conjunta familiar. Una imagen de poder. El coleccionismo de Isabella quedaba bajo el paraguas (o al servicio) del proyecto patriacal del linaje (Bourne, 2001)

Isabella ejerció el coleccionismo con una gran intensidad, tanto o más que sus colegas masculinos de su época. Por ello presenta un ejemplo paradigmático del coleccionismo y de la historiografía feminista.

Andrea Mantegna

Andrea Mantegna

Como dama del Renacimiento, quiso ser recordada por su castidad y su fidelidad marital. Y para ello recurrió al arte. Sus habitaciones privadas de Mantua presentaban escenas como la batalla entre vicio y virtud, así como damas romanas que habían preservado su reputación y su virginidad. De la misma manera, también sentía predilección por las musas. Su humanista preferido Mario Equicola se refería a ella como “la décima musa”. Las musas aparecían decorando su studiolo y en la grotta. En esta última, estaban situadas en el portal de entrada, creado por Gian Cristaforo Romano. En el studiolo se encontraba el famoso Triunfo de la Virtud de Andrea Mantegna (1431-1506) donde alegoricamente retrata a Isabella como Venus y a su marido como Marte. Ambos en igualdad, pero con una identidad totalmente diferente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: