Hay que tener arte

Inicio » Tendencias » Museos y niños

Museos y niños

Arte

Follow Hay que tener arte on WordPress.com

¿Son los museos y los niños incompatibles? Lo he oído un montón de veces, pero yo creo que no. Además me parece fundamental para que aprendan a disfrutar y respetar  el arte y el patrimonio como se merece.

Lo que no se puede pretender es meter a un niño en el Louvre o en el museo del Prado y tras cuatro horas de ver cuadros y esculturas salgan siendo unos expertos. Además es cierto que tienen que ir con las necesidades bien cubiertas, para que no les entre hambre, sed, ganas de ir al baño…

Para que puedan disfrutar de la visita hay que proponerles juegos y hacerles partícipes de la experiencia. Yo os cuento lo que hago con mis hijos, y por el momento funciona.

Mis hijos tienen 11 y 7 años. Y son muy diferentes entre sí. La mayor aguanta bastante bien las explicaciones. El pequeño no tanto. Así que para mantenerles entretenidos días antes preparo la visita al museo. Selecciono las obras que más me interesan (tampoco hay que agobiar viendo todo). Involucro a mi hija en la búsqueda de información acerca del cuadro en cuestión y cuando estamos in situ es ella la que da las explicaciones.

Mantener al pequeño interesado es más complicado. Por eso preparo otro tipo de juegos por ejemplo, busco algunas de las obras que vamos a ver en internet las imprimo y luego en el museo tienen que encontrarlas, tipo el juego de Piktureka. El que más encuentre tiene premio. El premio cada uno puede elegir lo que más le guste: que otro día se vaya a la playa, a la piscina, un paquetito de cromos, un helado…

Si son esculturas de arte clásico se les puede hablar un poco de la mitología, haciéndolo algo más sencillo. Zeus tiene historias fascinantes, igual que Venús o Marte.

En las iglesias, les digo que busquen a los Reyes Magos, así tienen regalos extras. Si no están buscamos algún otro pasaje que se encuentre representado. O cogemos un catálogo y buscamos los elementos representados en las fotografías.

panoramica-familiasSi no tienes mucho tiempo de preparar la visita siempre se puede jugar con los niños, preguntándoles que ven en el cuadro, si hay animales qué tipo, qué personas aparecen, cuales son los colores empleados, clasificándolos por primarios, o por fríos y cálidos.

Si te interesa hacer una visita a un museo o algún monumento y no sabes muy bien cómo puedes entretener a tus hijos puedes probar llevándoles a una visita para familias que todos los museos tienen en  el departamento de educación. Te puede dar ideas.

Poniendo un poquito de entusiasmo ya verás como el niño aprende, se entretiene y disfruta. A largo plazo van conociendo quien es Dalí ( y un día te sorprenden con un dibujo de Mae West como el de Dalí) Botero, el que pinta “gorditos”, Monet, Picasso o Goya.

Anuncios

1 comentario

  1. Pensaba llevar a mi familia a visitar museos porque opino como tú que es muy enriquecedor, pero también haría cola en tu casa para que te conocieran. Me parece genial como les preparas para la visita. Eso de poner a Paula a investigar y que después sea la prota en la explicación es buenísima idea.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: