Hay que tener arte

Inicio » arte » Los artistas y la crisis

Los artistas y la crisis

Arte

Follow Hay que tener arte on WordPress.com

Estamos siendo testigos de una gran crisis que afecta a todos los sectores. Cuando estudiamos arte, observamos que en los periodos de crisis siempre se introduce algún tipo de cambio en las obras, muchas veces es el nacimiento de un nuevo género, de un nuevo estilo, de una nueva percepción del Arte… Hoy día el arte es muy plural y los estilos muy diversos. Pero me gustaría saber cómo le está afectando la crisis a los artistas, a los productores de arte actuales. Los artistas a lo largo de la historia nos han transmitido cierta visión de los acontecimientos que se estaban  viviendo. Ellos trabajan con las emociones que transmiten a su obra. Así que me parece otra forma complementaria de analizar el momento que vivimos.

Para ello he pedido la colaboración a diversos artistas, con perfiles muy distintos,  que muy amablemente han accedido a colaborar conmigo. Muchas gracias!!!

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl primer artista en comentar es Emilio Beneítez.  Artista comprometido con la sociedad. Su producción se basa en una homogeneización de crítica social y expresión personal. En cada una de sus obras está implícitas sus convicciones e ideas acerca de la realidad del momento en que vivimos.

En su obra Sistema alegórico realizada con retales de moldura sobre panel sobre bastidor, pretende atacar el sistema económico que todo lo ataca y todo lo inunda. De sugerente efecto visual la incidencia de la luz sobre algunas piezas (algunas son cromadas y proyectan mucha luz), cuyo ángulo cambia según se mueve el observador, le confiere instantaneidad. Otro rasgo de la época en la que vivimos en la que todo transcurre a una velocidad de vértigo, y queremos todo al instante.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEn el óleo “El habitante de Sacsayhuamán” se representa una figura antropomorfa, en una especie de proceso constructivo o destructivo, ambiguo, en lo que parece una línea de horizonte que describe un paisaje indeterminado, también ambiguo.

La figura, agachada, y adoptando una postura que se retuerce de manera violenta, resulta, en su posición erguida, el doble de alta que el formato delimitado por su soporte pictórico -el cartón. Esta característica compositiva, últimamente es la que predomina en sus trabajos.  A Emilio le gusta mostrar un non finito en sus obras, que parezcan que no están concluidas, que no se concluyan intelectualmente, entendiendo este concepto como entendimiento.

Como el propio Emilio Beneítez reflexiona:

<<La consciencia desvela el arte. Si la consciencia necesita vida para estar activa, y la vida es acción, el arte, sin duda, debe ser acción. La conclusión de, o acerca de algo, es su fin, y el fin es la inactividad. Si el arte es acción, éste se inactiva al ser concluido. Por esto, la obra de arte debe admitir un vía de escape, retornar a la acción>>

 

Debido a la crisis y que hay que optimizar gastos, Emilio ha trabajado con materiales más económicos. En Sistema Alegórico utiliza retales, deshechos de tiendas de enmarcación. En El habitante de Sacsayhuamán, el soporte es de cartón de embalaje encontrado en la calle.

Anuncios

4 comentarios

  1. La exposición del Surrealismo en el Thyssen también fue impresionante. Muchas gracias por tu blog 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: