Hay que tener arte

Inicio » viajes » Padua 2

Padua 2

Arte

Follow Hay que tener arte on WordPress.com

  En este post vamos a hacer una segunda parte de Padua, que aún quedan obras de arte muy interesantes por comentar.

   La basílica de Padua fue construida entre los años 1238 y 1310. Consagrada a San Antonio, hoy es un lugar muy concurrido por devotos y peregrinos. De factura ecléctica. La fachada presenta elementos románicos y góticos.  Coronada por cúpulas y torrecillas. La influencia bizantina se aprecia en el perfil de la basílica, ya que se observa una cúpula cónica alzándose sobre otras siete cúpulas.

   Justo delante de la basílica se encuentra el retrato ecuestre del Condottiero Gattamelata, obra maestra de Donatello. Esta escultura recupera los retratos ecuestres romanos (como el de Marco Aurelio) y que se seguirán realizando hasta la fecha.  Donatello vuelve al mundo clásico. Esto era debido a la extraordinaria inmersión en el mundo antiguo que se vivía en el ambiente universitario de Padua, de la que Mantegna también había sido fruto. La escultura fue un encargo del senado veneciano. Era una forma para recordar la capacidad militar de la república. La cita de los retratos ecuestres romanos legitimaba la demostración de fuerza.

 

Otro sitio de visita obligada (aunque yo me fui sin visitarlo) es la capilla Scrovegni pintada entre 1303 y 1305 por Giotto. Se trata de un encargo de Enrico Scrovegni, hijo de un famoso usurero que mediante la obra quería expiar los pecados paternos. Para su realización Giotto emplea una técnica con mezcla de pintura al temple. En tres registros superpuestos realiza treinta y ocho escenas del Evangelio. El muro occidental se reserva para la gran narración del Juicio Final, en la que se representa al propio Enrico ofreciendo la Iglesia. Giotto representa el paso entre la pintura gótica y la renacentista, y tal vez, es en esta capilla donde más se advierte las preocupaciones de su pinturas, tales como el naturalismo, el espacio y la luz, la armonía cromática y, sobre todo, la expresividad de los personajes. En la escena del Llanto sobre el Cristo muerto vemos a las figuras en aptitudes dramáticas que transcienden a lo religiosos y se integran al más puro sentimiento humano.

El espacio se construye a base de cierta perspectiva lineal, a la vez que mediante voluminosas técnicas dota de corporeidad a los personajes.

Espero que os haya gustado los apuntes de Padua, y si tenéis ocasión la visiteis. Es una ciudad que merece la pena. Y como siempre que se esta en Italia no hay que olvidarse de tomar un capuccino, un gelato o una buena pizza. Italia ofrece esta mezcla entre buen arte y buena vida. Por eso me piace molto!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: